Big Data es un término que describe el gran volumen de datos, tanto estructurados como no estructurados, que inundan un negocio día a día. Pero no es la cantidad de datos lo que es importante. Lo que importa es lo que hacen las organizaciones con los datos. Los datos grandes se pueden analizar en busca de ideas que conducen a mejores decisiones y movimientos comerciales estratégicos.

La inmensidad de información a manejar en la red obliga a usar diversas aplicaciones para el almacenaje y posterior análisis. Esta tarea  puede parecer imposible, se puede lograr a través de la inteligencia artificial y las herramientas de gestión, “la clave es la inteligencia artificial. Primero se almacena masivamente la información, pero hay que analizar de ella tanto textos, como datos y eso requiere una inteligencia artificial que es lo que realmente marca la diferencia.”

La idea más común es que se trata de datos extraídos de redes sociales, pero esto solo es una de las opciones en la utilización de este sistema. Los datos más usados son los de que ofrece el teléfono móvil (la ubicación del usuario por ejemplo), luego las redes sociales y luego las búsquedas a través de internet.

Los grandes datos afectan a las organizaciones en prácticamente todas las industrias, por ejemplo en un Banco con una gran cantidad de información que se ingresa desde innumerables fuentes, los bancos se enfrentan a la búsqueda de nuevas formas  e innovadoras, de administrar big data. Si bien es importante comprender a los clientes y aumentar su satisfacción, es igualmente importante  

minimizar el riesgo y el fraude mientras se mantiene el cumplimiento normativo.  Los grandes datos brindan grandes perspectivas, pero también requieren que las instituciones financieras estén un paso por delante del juego con análisis avanzados.

Si te gusto este articulo compártela en tus redes sociales, no se te olvide dejar tu opinión en nuestra sección de comentarios, síguenos a través de facebook  y no te pierdas nuestros siguientes artículos.