El avance de la tecnologia ayuda a nuestra vida diaria ya sea en nuestra escuela, trabajo etc. Hoy en día  esta tecnología se ve reflejada en la medicina recientemente un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge (EE. UU.) ha conseguido desarrollar un embrión artificial de ratón en laboratorio con células madre, para poder conseguir este resultado tuvieron que emplear diferentes tipos de células madre. La clave en esta investigación fue que en el desarrollo temprano del embrión necesitaban que los diferentes tipos de células se coordinaran estrechamente entre sí, la investigadora Magdalena Zernicka-Goetz mencionó que al principio de la investigación solo utilizaban un tipo de células, pero no lograron ningún resultado efectivo, para conseguir un resultado efectivo, los investigadores emplearon una combinación de células madre embrionarias y extraembrionarias en un andamio 3D para que estas  proliferaran.

El experimento demostró que un embrión artificial sigue el mismo patrón de desarrollo que uno natural, con las células madre organizándose de la misma manera. De hecho, ambos embriones compartían un 92% de similitud entre sí.
Este hecho científico servirá para entender cómo se forma la vida y para explicar por qué más de 2 de cada 3 embarazos acaban terminando en aborto.

En opinión de los investigadores dijeron, “creemos que será posible imitar muchos de los eventos que ocurren antes de los 14 días de desarrollo usando células embrionarias y extraembrionarias humanas con un enfoque similar al que hemos usado con las células madre de ratón. Esto nos permitirá estudiar los acontecimientos clave de esta etapa crítica sin tener que trabajar realmente con embriones humanos y saber más sobre por qué a menudo el desarrollo humano falla en esa fase”, comenta la investigadora Zernicka-Goetz.